Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Sin Clasificar

CONNIVENCIA DEL ADVERSO

 

 

 

 


Aquí respiran los pulmones del hombre,

en este lugar donde mis ojos inclino.

¿Qué será la vida sin la progresión creativa

de exigirse a si mismo estando fuera de los límites del tiempo?

Como se sentirán los esbirros de las balas, los huecos rellenos del alma vacía?

Aquellos demonios de los gatillos, tan breves de palabras,

de acatar órdenes con espaldas dobladas, tan doblegados a la intemperie de la vigilia,

como un espantapájaros languideciendo bajo un sombrero de paja y espinos,

mudos y ciegos de letras sin visiones, fuera de los círculos

que no competen la  catástrofe doliente que provocan los ejes

de los esqueletos que piensan y resienten la pena sin fundamento.

Esta incipiente luz se proyecta iluminando cultivos

florales de renacientes cenizos.

 

Truenan las campanas su simbolismo de murmullo,

dentro de los muros del viento

el soplo nace desde la profunda gola del pueblo.

Yo llamo pueblo a mi afable vecino, a los avatares impensables

que son piedras de coyuyo cuando las manos se imbrican apuntalando un objetivo.

A los pupitres docentes, las gasas de nosocomios repletos,

a la simpleza de un guiso, los grafitis neorrealistas

en todo su contexto expresivo.

Al beso tierno que humedece las mejillas arreboladas

de los niños, las manos laboriosas del mármol frio,

encastrada potencia que otorgan los dedos unidos en empatía

 con el martillo, la fragua cotidiana, la forja del ser concubino,

a tantos recuerdos valientes que silban desde el olvido,

oteando de azoteas atemporales, los pechos que nunca se rindieron al proyectil enemigo.

Aunque no justifique ni comparta la vileza del dedo asesino,

que en un punto responderá por su accionar  frío.

 

A todo aquel que mire desde otras veredas

le planto rosas en su camino de piedra,

no quiero ser un plomo más en su mochila cargada,

ni juez participe de su sino.

libero sus amargas ataduras y lo abrazo con alas integras,

quiero que mi adversario se siente a la mesa de los amigos,

compartir un pan de risas saboreando el espíritu del vino,

el cuerpo de aquel humilde hijo del carpintero que llamamos Jesucristo,

sin apuntar a una sola cruz ni un magnánimo símbolo.

Escojo la opción de mixturar los credos y las razas,

los ideales distintos que condecoren de laureles los altos picos andinos,

abolir los compartimentos de distintos colores y que las etnias se abracen en los mares o las tierras, en las paralelas que conviven

las ideas racionales, que la paz sea un logro y no el logotipo de una camiseta, que valga la promesa más que la firma, que postrer a respetar los himnos nacionales,

que el mundo sea fontana de utópicos cristales reforzados , transparencia de mirarnos

sin caretas en lagos carentes de espejismos.

Que sea la vida un reverdecer de forestas,

robledales que resisten impetuosas tormentas,

hojas dulces de cerezos, frutos congestionados de bulbos y alboradas

o un fuego extensivo donde las manos adversas se urdan persiguiendo un objetivo en connivencia planetaria.

 

 

Datos del Poema
  • Código: 378060
  • Fecha: 10 de Agosto de 2017
  • Categoría: Sin Clasificar
  • Media: 10
  • Votos: 1
  • Envios: 0
  • Lecturas: 124
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: RICARDO ALVAREZ
País: Argentina Sexo: Masculino
Fecha de alta: 06 de Diciembre de 2010
Ver todas sus poesías
Comentarios
3 comentarios. Página 1 de 1
invitado
invitado-invitado 10 de Agosto de 2017

No estoy de acuerdo con ese mensaje de discriminación entre seres humanos, porque todos somos iguales, nadie es mas que el otro para que cada uno viva en planetas diferentes, ese sentimiento solo engendra odios y es un mensaje negativo. la paz no es separar, es unir.

Adolf el Austriaco
invitado-Adolf el Austriaco 10 de Agosto de 2017

siempre lo dije, para que haya Paz que cada raza tenga un planeta propio y se terminaria el racismo, que cada raza se arregle en su propio planeta,.

invitado
invitado-invitado 10 de Agosto de 2017

Sería hermoso que sobre el planeta existiera la tolerancia, que la vida volviera a tener valores que ya se perdieron y si aún quedan valores, los ahogan bajo mentiras y engaños. No debería existir grietas, solo deberíamos unir nuestro esfuerzo en algo más positivo, para respetar la vida y que vuelvan a reír los niños, ancianos y obreros. Que cada uno de sus sueños sea la realidad de una Nación sana y un Mundo más Justo, olvidando el PODER y darle menos valor al DINERO, para que no exista mas la connivencia del adverso...

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos