Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Humorísticas

“Picazón y calambre”

“Picazón y calambre”


Recuerdo nuestra luna de miel al estar a tu lado en una noche con tormenta


Al escuchar la lluvia caer y abrazarte en esa noche friolenta


Con el calor de tu cuerpo se disipaba como por arte de magia el frio


Al estar a tu lado y escuchar tus suspiros en mi oído, hasta me daba escalofrío


Al estar encendidos nuestros cuerpos con la llama de nuestra pasión


Era la temperatura tan caliente que recordé en ese instante que tenía encendida la calefacción.


 


Te repetía incansablemente que te amaba con todo mi corazón


Pero empecé a rascarme todo mi cuerpo porque me dio picazón


La resequedad de mi piel y el sudor de mi cuerpo en esa pasión desenfrenada


Me produjo esa reacción alérgica la calefacción al tenerte abrazada


No quería interrumpir tus caricias, sentía temor y pena decírtelo en ese preciso momento


Hice un esfuerzo desesperado para olvidarme que necesitaba crema para el resecamiento.


 


No podía decirte que tenía que apagar la calefacción porque el frío era bien intenso


Empecé a hacer mis movimientos en cámara lenta porque mi cuerpo estaba muy tenso


El resplandor de los truenos en la oscuridad de la noche se reflejaba en nuestros cuerpos y los hacia vibrar


Esa oscuridad envuelta de tétrica tiniebla la aprovechaba para poderme rascar


Las caricias y los besos revueltos con cosquillas incrementaban esta reacción


 Al escuchar la música romántica y ver tu lindo rostro me hizo empeorar mi situación.


 


La picazón circulaba en mi cuerpo como corriente eléctrica en un alambre


De tanta emoción, nerviosismo y comezón hasta me pego un fuerte calambre


Llego un momento que no sabía distinguir entre que era cosquillas y picazón


 Pero al no poder mover mi pierna del dolor del calambre me hizo recuperar la razón


Con esa alta temperatura, como un burro sin mecate sentía en mi corazón los latidos


Al oír susurrar tus palabras en mi oído, pensaba que moriría porque sentía todo mi cuerpo hasta entumido.


 


Se escuchaban el sonido del viento y caer las gotas de lluvia de la tormenta estrepitosamente


A cada instante se me erizaba la piel como carne de gallina y me tenía que rascar constantemente


Como al ponerle aire a una llanta trataba de llenar de aire mis pulmones al respirar


Pero sentía que me desinflaba con la picazón y al observarte cada minuto suspirar


Como una bestia incontrolable e indomable sentía esa alergia al besarte


Pero presentía que me iba a fulminar tu pasión porque temblaba y sudaba al acariciarte.


 


Con leves quejidos, y suspiros mesclados con placer y desesperación


Deliraba imaginando que la alergia se burlaba y hacía fiesta aplaudiendo con tu cuerpo en dicha y celebración.


Al escuchar el implacable sonido de la tormenta mezclado con truenos y relámpagos estaba angustiado


La sensación de esa terrible picazón me hizo sugestionarme pensando que me había electrocutado


Sentía que se había incrementado a un punto desenfrenado esa picazón


Cuando observe con un resplandor que a través de la ventana se habían infiltrado sancudos de a montón.


 


La nueva reacción de comezón; con piquetes de sancudo era algo nuevo e indescriptible


Aprendí que esas dos reacciones se pueden experimentar al mismo momento y son compatible


Sentía bien gruesos mis labios parecía que tenía implantes y rellenos producidos por esa despiadada picazón


 Mi piel estaba ya hinchada hasta pensé que al salir de esa experiencia iba a necesitar liposucción


Al experimentar al mismo tiempo cosquillas, comezón, piquetes, calambre y entumecimiento


Al besarte y mirar tu rostro sentía fobia pensando que mi cuerpo podía colapsar por el intenso agotamiento.


 


 Repentinamente la oscuridad y la tormenta iba desapareciendo poco a poco con la llegada del amanecer


 Súbitamente también como un vampiro, con la claridad del día la alergia empezó a desaparecer


 Para comparar mis signos vitales si eran normales con la picazón y calambre que sufrí esa noche incomparable


Te pedí que me sacudieras y pellizcaras cada parte de mi cuerpo porque me sentía frágil y vulnerable


Con la sacudida se espantaron los últimos sancudos y huyeron despavoridamente


La alegría, paz, tranquilidad de estar a tu lado la pude recuperar felizmente.


 


Saqué mi lengua y te hice una expresión con mi rostro de tristeza alegría y dolor 


Para demostrarte que a pesar de esa fatídica experiencia pudo sobrevivir mi infinito amor


¡En esa noche tétrica de tormenta, de frio, de fuertes vientos, lluviosa, cuando el cielo se miraba bien nublado!


descubrí que ningún calambre, picazón, piquete, entumecimiento o enfermedad me separaría de tu lado


Esa espeluznante e incomparable resequedad de piel


Fue la mejor experiencia de esa maravillosa luna de miel.


Ricardo J. C anales


 


 

Datos del Poema
  • Código: 387295
  • Fecha: 20 de Febrero de 2021
  • Categoría: Humorísticas
  • Media: 10
  • Votos: 1
  • Envios: 0
  • Lecturas: 45
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: Ricardo C.
País: NicaraguaSexo: Masculino
Fecha de alta: 31 de Marzo de 2011
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.210.237.158

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies