Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Humorísticas

Amor y desesperación

  Amor y desesperación
Anhelaba  estar a tu lado, tomarte de la mano y ese maravilloso día contigo poderlo disfrutar
Pensaba  con poder acariciarte, abrazarte, besarte y con un bello ramo de flores  poderte mi amor demostrar
Transportado en mis pensamientos al pensar en ti,  mi corazón rebosaba de felicidad Me imaginaba en ese día estar contigo; hasta que apareciera la luna y las estrellas en  la tenue oscuridad
 Fui a mi casa a bañarme, perfumarme y sentía una inmensa alegría incomparable ese esplendoroso día
  Preparándome para nuestra cita de amor, Me puse a  escuchar las noticias para saber qué es lo que sucedía.
  Cuando iba conduciendo, observe a mucha gente que iba bien blindada con  papel de toilet en la carretera
Era como un “viral internet challenge” porque todos llevaban  papel de baño,  como municiones para enfrentar una guerra
 Las noticias hablaban de unos escases de alcohol, desinfectantes y productos de limpieza y una  cuarentena
 En las tiendas no iban a estar disponibles el jabón ni los desinfectantes teníamos que esperar hasta la noche buena
Inmediatamente pensé que si no llegaba a tu casa; ninguna excusa ante ti iba a funcionar Se me hizo eterno ese momento, me sentía  asustado y mi corazón desenfrenadamente empezó a palpitar
   Se respiraba en el ambiente en vez de olor de mi  perfume,  olor a desinfectante, vinagre, cloro y detergente
Saturado e impregnado en las casas, las tiendas, en la policía y las cantidades de gente En todo lugar se miraban unas filas bien largas de gente,
restregándose las manos continuamente Las burbujas de jabón en forma de concierto musical parecían aplaudir y decorar el ambiente
 ¡Todo era nuevo!  Hasta la  nueva enfermedad “corona-virus” como ¡Iphone eleven pro max era del dos mil veinte!
 Pero los adictos a comprar y presumir cosas nuevas  y carísimas del año     retrocedían aterrorizada mente
.     Haciendo hasta lo imposible  en ese momento me asome por la ventana cuando ya empezaba a oscurecer
Mire a muchos vehículos de policía vigilando y la gente en sus casas como coyotes enjaulados  nadie se atrevía a desobedecer
Salí  a estacionar  mi vehículo en un mejor lugar para que no se lo robaran;  enfrente de mi acera
Y la policía al verme me dio   con una macana  a diestra y siniestra para que   de la casa no saliera
 No pude salir esa noche, tuve insomnio, por pensar que nuestra relación podía terminar  Temeroso y desesperado decidí ir a verte aunque la nueva epidemia me fuera a fulminar
.   Al llegar al día siguiente a verte; la policía me advirtió que no te abrazara que respetara la distancia social
 Al verme no te pudiste dar cuenta si estaba sonriendo, enojado, triste o alegre  porque llevaba una máscara facial
Con mascara no se podía saber cómo era una persona si era bonita, fea o detestable  lo bueno es que era prohibido saludar
 Te mirabas demacrada, sin maquillaje, con tu pelo alborotado porque el salón de belleza lo tuvieron que cerrar
La pintura de las uñas de tus dedos como un carro mal pintado, con el desinfectante se comenzaba a despegar
Y  con el cloro, el alcohol y vinagre  de tanto lavar tus manos como en garras de buitre las llegaron a transformar.
  Mi ropa nueva estaba hedionda a cloro pero no la pude lavar porque estaba cerrada la tintorería
Por querer llegar temprano a tu casa me fui sin desayunar y estaba cerrada la taquería
No sabía qué hacer, que decirte ni donde ir; los restaurantes, las salas de cine,  y   los parques estaban clausurados
Me salve de gastar por lo menos trescientos dólares en esa ocasión y de que pensaras que era bien agarrado
 Me alegre cuando dijeron que teníamos que estar adentro de la casa y cerrar la puerta si no queríamos enfermar  
           Tú me dijiste que  me tenía que lavar las manos, quitar los calcetines y zapatos para poder entrar.
  Pero por seguridad me quite toda la ropa y me envolví en una toalla y me senté en una silla
Al encontrarme así tus padres; no podía respirar, tosía y sentía que hasta me temblaban las rodillas
Al mirarme  ellos se pusieron trajes, máscaras y guantes porque pensaban que ¡estaba infectado!
Al rato se dieron cuenta que era del nerviosismo que me había desvestido y por seguridad, estar a tu lado
Tus padres siempre decían que querían para ti un hombre responsable fiel, dedicado y trabajador
  Al fin se desenmascaro ese mito y leyenda, era mejor ser haragán quedarse en casa y  ser un soñador.
  Como un prisionero  en cuatro paredes sin hacer nada  me encontraba ante ti en ese momento
  Al experimentar lo que  practica un haragán, no nos queda otra opción  de darles un aplauso y un reconocimiento
  Al fin se pudo demostrar que sin  trabajar y  sin hacer nada se puede ser feliz en cualquier  relación
  Tenía que llegar el día que se demostrara que quedarse en casa sin hacer nada para ser feliz es la solución
Desearía que me obligaran a no trabajar y estar contigo  sin hacer nada el resto de mi vida
Aunque a cambio de esa felicidad me obligaran a lavarme las manos, bañarme y  hasta que me echen insecticida.
  Me la pasaría todo el año acariciándote, besándote y desinfectando cada rincón de nuestro hogar
¡Contemplando tu rostro sentado frente a ti! anhelando que esta emergencia permanentemente se fuera a prolongar 
Al pedir permiso por faltar un día en mi trabajo  mi patrón no aceptaba excusa ninguna
Hoy hasta para mi  planeado viaje de luna de miel contigo,  me acabaría la miel y hasta me regresaba con la luna
 Al planear casarme contigo, no tengo que preocuparme por rentar local  para hacer fiesta y ni  invitar cantidades de gente
¡Ni en Gastos de comida, de pastel, de videos y de orquesta desapareció todo eso felizmente!  
 Con la nueva tecnología  en nuestra  boda como comprar comida rápida por “drive thru” nos tendremos que casar
Todos desean vernos por internet, Facebook, Instagram, you tube,  y ZOOM, tienen temor que los tengan que contagiar
Ese momento será un sueño hecho realidad, estar sentado  junto a tu lado, en la acera de la casa recibiendo muchos regalos
 Observando  como por arte de magia la interminable fila  y melodiosa bocina de tantos carros
En esta tristeza revuelta con soledad  los pitos de los carros son los que nos alegran en las calles de la gran ciudad
Hasta celebrando nuestros cumpleaños se llegaron a convertir en el fruto de nuestro sueño,  nuestro gran amor y nuestra felicidad.
  No importa cuántas bañadas, lavadas de mano y galones de desinfectante en la vida tengas que ocupar
Tarde o temprano en cualquier circunstancia, momento o lugar cualquier enfermedad nos llegara a tocar
No sé si al encerrarnos  por tantos besos, caricias y abrazos nos vamos a llegar a infectar
 Cuando me vayan a enterrar  recuerda que tus ronquidos, tos, eructos y estornudos  esos recuerdos en mi sepultura van a quedar.
  Ricardo J. Canales                                      https://youtu.be/Fls0RONtZ3w (you tube)  
Datos del Poema
  • Código: 385889
  • Fecha: 16 de Mayo de 2020
  • Categoría: Humorísticas
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 277
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: Ricardo C.
País: NicaraguaSexo: Masculino
Fecha de alta: 31 de Marzo de 2011
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.210.237.158

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies