Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Mensajes de Paz

Annus Fidei

1 Salí corriendo y corriendo. A todo correr salí, Buscando a la Fe que tengo y que perdida creí. Mientras la buscaba, la llevaba dentro. Mientras la buscaba me salió a mi Encuentro. Vaya donde vaya conmigo la llevo. No la ven mis ojos. No la ven mis Ojos. Mas la están sintiendo mis Sentidos todos Cada vez más dentro. 2. Te felicito. Te felicito: La Fe que tú tienes Yo la necesito. Tienes otros Bienes. Ninguno te envidio. Te envidio tan sólo esa Fe que tienes y que yo no tengo. Pese a que en buscarla se me va mi tiempo. 3. Nunca tendrás Fe si no quieres, primero, esa Fe tener. La Sed de tu Cuerpo, sin querer vendrá. La Fe de tu Alma tendrás que quererla, o nunca vendrá. Si quieres tenerla, pídela a Dios ya. Está deseando podértela dar. 4. Creyentes y no Creyentes: ¡Qué cerca estáis, sin saberlo!. Unos, le sentís a Dios. Los Otros, le echáis de menos. La Indiferencia ante Dios sólo es posible en los Necios. Y ninguno, Necios sois. 5. De la Duda a la Fe y de la Fe a la Duda, Sin cesar voy pasando. Sé que de este vaivén no me libraré nunca. Soy como una Veleta. Oscilo como un Péndulo. Ven, Dios Mío, en mi Ayuda Y fíjame en Tu Centro. 6. Te lo juro, créeme: Fuera yo un Desesperado, si no fuera por mi Fe. Si no fuera por mi Fe, el Ser que soy no sería. Y volvería a caer., y no me levantaría. ¡Cuánto le debo a mi Fe!. 7. Cuando me habla mi Fe, eres Tú, Jesús Mío, Quién me habla. Y en Ti y por Ti mi Fe, se vuelve Confianza. Y salto, desde Ella, a la Esperanza. 8. Mi Fe ya no es sólo Fe. Mi Fe se ha hecho un Sentimiento Que me ha hecho ser otro Ser. Podréis quitarme la Vida. Mi Fe no me quitaréis. Si me quitaseis la Vida, sólo tendrías a un Mártir: Al Mártir que de mi haríais. 9. No hay Milagro más grande Que el de una Fe tan grande que haga milagros. Y el Milagro más grande es hacerle que crea Al que nunca ha creído en los Milagros. A nadie conozco que tenga esa Fe. A nadie conozco que no la desee. 10. La Fe que tenía, como era Fe Ciega, Le hizo ver al Ciego, que antes no veía. Su Fe le salvó. Cristo sus Promesas en él las cumplió. Dulce Jesús Bueno, cura mi Ceguera. También soy un Ciego. También mi Fe es ciega. Todo espero verlo cuando a Ti te vea. 11. Una Fe Triste es una triste Fe. Si la Fe no es Alegre, Esa Fe, ya no es Fe. Resignación se vuelve. Y a resignarme, nunca, Yo me resignaré. Una Fe como esa, Señor, no me la des. 12. La Fe trae Esperanza y engendra Caridad, Tres Virtudes que llevan directas, a la Santidad. Tres Virtudes que llevan, directas, a donde Dios está. Señor, dame esa Fe. Y quítame, si quieres, todo lo demás. 13. La Luz de la Luna es la Luz del Sol. La Fe que irradiamos la Gracia de Dios. Somos el Espejo que la reflejamos. 14. Si ves una gran Comedia alabas al Director, Pero al Director no ves. Te lo oculta el Bastidor. A todos ve el Director. Nadie al Director le ve. Hace hacer a los demás. Nadie le hace hacer a él. Ves al inmenso Universo, pero no alabas a Dios Que hizo ese inmenso Universo: ¡Sólo porque no le ves!. ¿Y llamas Razón a eso?. Lo que no se ve, ¿no es?. ¿Puedes ver mi Pensamiento?. Jamás, jamás podrás verlo. Y es lo más mío que tengo, Pues si existo, es porque pienso. 15. No crees en Dios, mas le buscas. Por eso, saldrá a tu Encuentro. Más vale tarde, que nunca. 16. ¿Nos inventamos a Dios y después en El creemos O El nos inventó a Nosotros y se escondió tras su Invento?. Todo. Todo es un Misterio. Dios, al hacerse Invisible, ¿Jugando está con Nosotros al Juego del Escondite?. No juega, no. Sólo quiere que le sigamos buscando. 17. De la Duda a la Fe, es el Salto tan grande, Que si Dios no nos hace saltarlo, Nunca habrá Saltador que lo salte. La Fe es un Milagro. Y los Milagros sólo Dios los hace. 18. Lo que para la Vida es necesario, Necesario es que exista, pues Dios ha creado al Mundo calculando. Si así no fuera, sólo contradicción, Sólo Injusticia fuera la Creación. Responde y dime: si el Agua no existiera, ¿Qué habría más injusto que la Sed?. Y si Dios no existiera, ¿Qué habría más absurdo que la Fe?. 19. Si la Razón de Dios ha creado al Mundo, Todo en el Mundo tiene que tener Buena razón de ser. Luego el más Razonable, lo será el que más cree. La Respuesta a las Últimas Preguntas Las tendrán que dar juntas La Razón y la Fe. 20. La Fe nos dice: Dios nos devolverá lo que nos quite. Después de muertos, la Vida sigue. 21. Cuando muramos, se hará la Fe, Certeza. Posesión, la Esperanza. Inmortal, el Amor. ¡Que a Gloria toquen todas las Campanas!. ¡Ya está llegando Dios!. 22. Le Fe mueve montañas Y el Amor mueve al Mundo, Tras de haberlo creado una Mañana. 23. La Noche queda presa entre dos Días. La Oscuridad se rinde, fugitiva. Es mi Fe como el Día: Claridad y Alegría En presencia de Dios, mi único Guía. 24. Para alcanzar la Fe que ha de salvarnos Sólo hay un Camino: mirarse en Cristo y apostar por El, Y hacer de nuestra Apuesta un Compromiso, Tan sólido y tan fuerte que tan sólo la Muerte pueda romper. 25. Si te espanta la Muerte, no alardees de tu Fe Y acúsate ante Dios de incoherente. Si para verle a Dios has de morirte y te mueres por verle, ¿Por qué la cercanía de la muerte te hace sentirte Triste, Cuando tendrías que sentirte Alegre?. ¡Ay, Santa Teresa!. De tu Vida hiciste una Gran Espera. Pero nunca nadie pudo verte Triste. ¡No puede estar Triste quien La Gloria espera!. 26. Con la Fe se pone en marcha la Vida Espiritual. Y sin esa Fe, se para, y ya no vuelve a arrancar. Ten a tu Fe siempre en marcha. Nunca la dejes parar, Que quien no anda se condena a no llegar donde va. Y está en El Cielo la Meta a la que llegando estás. ¡Si de andar y andar no dejas!. 27. Si el Hombre necesita creer en algo Y en Dios no cree, ¿con qué va a reemplazarlo?. Sin Dios nos condenamos, de por vida, A hacer de nuestra Angustia una constante Que ya constantemente nos persiga. 28. Espera y acepta. Acepta y espera. ¡Ponle tu Fe a prueba!. La Fe que no espera, es una Fe muerta. La Fe que no acepta, es una Fe enferma. No podrás curarla, si en los brazos de Dios no te echas Y en ellos descansas, Libre de Impaciencias que turben tu Alma. 29. La Fe a Dios nos conecta Para que nos alumbre con su Luz La densa Oscuridad que nos rodea. Sólo Cristo es el Sol Que nos trae la Alegría cada día Y disipa las brumas de nuestro alrededor. 30. La Fe que a hacer Locuras no mueve al que la tiene, Tiene poco de Fe y aún menos de Dios tiene. Si tu Fe no te hace hacer Locuras, Tu Fe, Fe ya no es. Tu Fe se queda en Duda. Y el que duda jamás sabrá qué hacer. En donde está, se queda. Y Dios se aleja de él. 31. Nunca jamás tus Dudas Vivir en Paz tu Fe te dejarán, Y te harán que la vivas con Angustia. Con la Angustia infinita del que sabe Que va ganando., que va ganando.¡Y podrá perder!. Mientras la Vida siga, seguiremos jugando. Sólo cuando la Muerte haya llegado Podremos al Partido darle por acabado. Y proclamar gozosos: ¡hemos ganado!. 32. La Fe, como la Flor, es un Regalo Que en prueba de su Amor nos hace Dios. Prolongar su Belleza. No tener que llorar su languidez, Reclama Amor y exige mil cuidados. ¡Cuidémosle!. 33. ¡Respuestas! ¡Respuestas!. La Razón las busca. La Fe las encuentra. Dios nunca se esconde: Oculto a los Ojos, a la Fe se muestra. La Fe lo ve todo si es una Fe Ciega. 34. Señor, no pido Amor. Amor me has dado ya. Siempre fui un Soñador. Y soñar es amar. No te pido Salud. Si quieres, dámela. Siempre volví en Ofrenda mi larga Enfermedad. No te pido Dinero. Necesidad no tengo Que no pueda atender con el que tengo. Sólo te pido Fe: Señor, dámela ya. Señor, ¡tengo de Ella tanta necesidad!. 35. Es tanta y tan poca la Fe que yo tengo, Que le hago que dude al Creyente Y le hago que crea al Incrédulo. Creyentes e Incrédulos, mirándome están: Creyendo el que duda. Dudando el que cree. Las dos cosa juntas hacen nuestra Fe. 36. Seguro estoy de cosas que no comprendo. La Razón se detiene ante el Misterio. Vida, Misterio y Fe caminan juntos, Hacia Dios convergiendo, Diciéndonos verdades que no entendemos. Que en esta Vida, hay más Realidades De las que vemos. Que en Esta Vida, todo, No pasa por la vista ni se queda en los Ojos. Nuestros Recuerdos guarda el Corazón tan sólo. 37. Aquí me tienes, otra vez, Señor, Para pedirte sólo estas dos cosas: todavía más Fe. Aún más Amor. Y si las dos me das, no me des más, Señor, Sólo ellas me aseguran, mi Salvación. 38. Una Fe sin Obras sería una Fe hipócrita. Dios la rechazaría. Una Fe sin Obras, como un Amor sería Al que faltara la Misericordia. Creer en Cristo no basta. Cristo que ames te manda. Si al Amor no va unida, la Fe no salva. 39. No tiene el que más tiene: tiene el que más espera. Por eso, de Esperanza, está nuestra Fe hecha. Y es Dios la Gran Espera. La Impaciente, nuestra Alma. 40. Si es Dios Quién te espera, ¡Qué suave el Camino!. ¡Qué dulce la Meta!. Camina mirándola., camina mirándola Y no desfallezcas. Tu Vista en El Cielo. Tus pies, en La Tierra. Y tu Fe empujándote para que a El asciendas. 41. A la Fe no se llega razonando. La Fe no se demuestra, pues no es un Teorema matemático. Si la Fe se fundara tan sólo en la Razón, Ya no sería Fe. Sería Raciocinio. Pura Especulación. Y puesto que la Fe, al Mismo Dios por Fundamento tiene, A la Ciencia remonta. Y la trasciende. 42. Si le llamas a Dios y Dios no te contesta, No te des por vencido. Vuelve a llamar.y espera. No dejes que tu Fe se te vuelva Protesta. Llama y vuelve a llamar. Verás cómo llamando, Dios te abrirá sus puertas de par en par. Todo, desde ese día, para ti cambiará. 43. La Fe es necesaria. La Fe es imposible. Y por eso tiene tanto de Milagro. Tanto de increíble. Nace del Deseo y en Deseo queda. Si el Deseo muere, a la Fe la mata. Y sin Fe no puede nacer la Esperanza. 44. Si la Fe obra Milagros no hay Milagro mayor Que vencerse a uno mismo para que triunfe Dios. Cuando te hayas vencido, serás el Triunfador Que se venció a sí mismo, para que triunfe Dios. Que de sí se deshizo, para hacerse de Dios. 45. Da la Fe que no tienes para que Otros la tengan. Y de tu misma Angustia Libres se vean. Si así lo haces, serás dos veces Bueno: Estarás dando a Otros, lo que a ti Dios te niega. Dios, que lo anota todo, lo anotará en tu cuenta. Te pagará por todos lo que todos te deban. 46. Si no crees que Dios existe y que el Alma es inmortal, A la Religión no vengas Consuelo alguno a buscar. O te la tomas en serio o es que todo te da igual. Cuando sientas que la Muerte llamando a tu puerta está, Verás cómo entonces todo deja ya da darte igual. Cuando Dios ya está a la vista, nadie indiferente está. La Fe, que estaba dormida, de pronto despertará. Y al sentir su Sacudida, a Dios Mismo sentirás. 47. Antes de saber que hay Agua cree ya en el Agua el Sediento: Que Dios no nos da la Sed sólo por darnos tormento. Dios la Fe no puede darnos y hacerse luego Misterio Para mejor angustiarnos en su Busca sin Encuentro. Si a través de nuestra Fe, Dios Mismo nos está hablando Y está la Verdad en El, ¿cómo podría engañarnos?. 48. Cuando nos vamos, la Fe se hace Certeza. Posesión la Esperanza. En Dios ya no creemos. En Dios ya no esperamos. Solamente le amamos. Y eso nos basta. 49. El Niño travieso se tapó los ojos. Y ya no se vio. Le llamó su Padre. Contestó: “no estoy”. Porque no le vemos, negamos a Dios. Somos como Niños: Ojos sin Razón. Somos como Niños: Menores de Edad Que creen que a Mayores han llegado ya. 50. Nunca, nunca he dudado De la Sinceridad de los que dudan. Siempre, siempre he creído En la Sinceridad de los que creen. Mas la Sinceridad, que excluye a la Mentira, Garantizar no puede la Verdad. Se puede ser Sincero y equivocado estar. Cuando uno no sabe, cuando uno no ve, Uno puede dudar, uno puede creer, Mas lo que uno no puede es negar o afirmar, Sin más Autoridad que su Soberbia, Lo que sigue pendiente de probar. 51. Ten Fe. Sé como el Río. Avanza. Avanza. Avanza. Avanza sin parar. No retrocedas nunca hasta llegar al Mar. Prémiale a tu Esperanza, Que en el Mar, esperándote, Dios está ya. Y tu Agua y sus Aguas, Mañana, sólo un Agua serán. 52. Mi Fe es sólo Creencia. Mas cuando la trasformo en Sentimiento Se me vuelve Vivencia. Y sólo, sólo entonces, la Presencia de Dios en mis adentros A vivirla empiezo. A sentirla vuelvo. 53. ¿Qué importa que Dios exista, si no es nuestra Alma Inmortal?. ¿Qué importa que Dios exista, si se queda Indiferente Ante el Dolor y ante el Mal de tanto Niño Inocente?. ¡Qué tormento, cuánta Angustia nos mana del Pensamiento Cuando nos muerden las Dudas y se hace la Fe Misterio!. Dios, que es la sola Respuesta, es la Gran Prueba a probar Para de tan Grande Angustia poderse el Hombre librar. 54. Aunque estás en todas partes en ninguna Yo te veo. ¿Es que no hay nada que ver o es que me he quedado Ciego?. Quiero llegar hasta Ti. Quiero llegar.y no puedo. Y aunque me esfuerzo y me esfuerzo en donde estaba me quedo. De Ti muy lejos, muy lejos. Tanto que ya no te veo. Tanto que ya no te siento. Tu Ausencia. Tu Lejanía. Mi soledad, Tu Silencio invaden el Alma mía Y de Dolor y Tristeza se tiñen mis Pensamientos. 55. Aunque creer ya no pueda, dejar de creer no puedo. Haz todo, Señor, por mi. Yo ya más hacer no puedo, Pues no tengo Tu Poder. Sólo querer y querer es ya lo único que puedo Para la fe que perdí, volverla a encontrar de nuevo. Y si con Fe te lo pido, a encontrarla volveré. 56. Cuando de Dios hablamos Mucho más cerca de lo que creemos Los Dos estamos. Vivir es elegir: todo el que elige está haciendo una Apuesta Entre el “sí”, entre el “no”y entre el “quizás”. Entre lo que, a la vez, Puede ser la Verdad. O la Mentira ser. Yo me creo que creo. Tú te crees que no crees, Pero a nuestra manera Los Dos creemos y Los Dos dudamos Al mismo tiempo y de vez en vez. 57. Señor, Señor: cuando con mi Razón no te comprenda Y a todo te pregunte que por qué Haz que calle y que no hable mi Soberbia, Haz que la que hable a gritos sea mi Fe. Quien con el Corazón no te comprenda Jamás con su Cabeza Te va a poder, Dios Mío, comprender. Irremediablemente insuficiente se quedará la Ciencia Si se queda el Científico sin Fe. 58. Nada más triste Que creer en un Dios que a lo mejor no existe. Nada más triste Que creer en un Dios, al que nuestro Dolor, Deja impasible. Nada más triste Que creer en un Dios que todo lo permite Y para hacer Justicia, morirnos nos exige. 59. Sólo el Ateo afirma que Dios no existe, Y si no existe Dios, al Universo, dime: ¿Quién lo creó?. ¿Puede haber Criatura sin Creador?. ¿Acaso la Materia su Ser se dio a sí misma antes de ser, Para, después de ser, hacerse Eterna Y darle Vida a todo lo que es?. Eso no es la Materia. Eso Dios es. Ante tanta Locura, que afirma lo que niega Y niega lo que afirma, Yo no puedo creer Que los Ateos, de verdad, existan. Sólo existen sus Dudas. Y las Dudas no pueden probar nada. Sólo crear Angustia. La Angustia del Abismo, del que el Materialismo No nos sacará nunca. 60. Al Ateo que niega la Existencia de Dios, Yo me atrevo a decirle: “si probar lo que existe, es ya difícil, Probar lo que no existe, es imposible”. Admite, pues, que tras tu negación, Ocultándote estás esta Creencia: Sencillamente, que “no crees” en Dios. Por tanto, entre Tú y Yo, la diferencia es ésta: Que yo “sí creo” en Dios, pero Tú, no. Con creencias opuestas, creemos, pues, Los Dos. 61. No lo comprendo. No lo comprendo Que sean los Ateos los que a Dios se le tomen más en serio. Niegan a Dios. Niegan a Dios y no hacen otra cosa Que hablar y hablar de Dios a todas horas. Les pido a los Ateos que me aclaren Tanta contradicción: La Fe se vuelve en Ellos “Obsesión”. Nada saben de Dios. Pero vivir sin Dios tampoco saben. Y con su negación le están rindiendo El más contradictorio e incoherente De cualquier Homenaje imaginable. 62 La Razón y la Fe nos dicen concordantes: De La Nada, nada sale. Si hay Algo es porque hubo Alguien Y nunca existió la Nada. Y es Dios Quién es ese Alguien y el Universo ese Algo Creado por Su Palabra. 63. Si Dios, por definición, no es Materia, sino Espíritu, ¿Cómo quieres verle a Dios Si es Invisible el Espíritu y sólo Espíritu es Dios?. Misteriosa es la Existencia. No se la puede abarcar. Desborda a nuestra Conciencia Y se hace ininteligible a los Ojos de la Ciencia. Hay más. Hay más. Mucho más de lo que pensar podamos Cuando, a tientas, intentamos ahondar en el Más Allá. 64. Sin Fe en Dios, la Creación, se queda en un Gran Misterio Para el que nunca hallaremos su Causa, Fin y Razón. Si prescindimos de Dios, a la Creación dejamos Sin su sola explicación. Y a la Razón condenamos a que no nos dé Respuestas A tantos Interrogantes como los Hombres más Sabios Cuanto más Sabios, más se hacen. Y contestarse no saben. 65. Señor: creer Yo quiero. Y de tanto quererlo, me creo que ya creo. Mas por si a dudar vuelvo, me voy diciendo, Con loca insistencia de un incansable eco: Sí creo., sí creo., sí creo. Que sólo la Fe salva al que en Dios cree y espera Saltando por encima del Misterio. 66. Nada existe. Nada existe más allá de lo que vemos. De lo que se pesa o mide en la báscula infalible Del Humano Entendimiento. Sólo existe. Sólo existe lo que, por verificable, Dudar de su existencia, no pueda nadie. ¿Nada existe?. ¿Nada existe?. ¿Es que no existe el Misterio?. Nada niegues. Nada afirmes. Que en donde empieza el Misterio Empiezan también las Dudas. Y todo se hace posible. 67. No vemos lo que no existe. Nadie lo puede negar, Mas no todo lo que existe se deja ver y pesar. Más Allá de lo que vemos, ¿me puedes asegurar que no hay más, Solo porque no lo vemos?. Porque de La Verdad dudas, ¿me puedes asegurar Que no existe La Verdad?. Lo que demostrar no puedes, ¿por demostrado lo das?. Si La Verdad son tus Dudas, quédate con tu Verdad Y déjame que a la mía no la deje de buscar Aunque viva Condenado a no poderla encontrar. 68. Somos Algo más que Nada aspirando a serlo Todo: O hacemos caso a la Fe o nos volveremos Locos. Esta Sed de Eternidad que nos está consumiendo ¿Quién nos la podrá saciar mientras vivamos muriendo Y anhelando un Más Allá que nos haga seguir siendo Cuando no seamos ya?. 69. Si sólo somos un Algo suspendido entre dos Nadas Y con el Abismo al fondo, ¿Quién fue el Loco, quién fue el Loco Que se inventó La Esperanza para volvernos más Locos?. Frente a tanta sinrazón no nos sirve la Razón. Sobre este Mar de Naufragios sólo flota el Corazón. Las olas no se lo tragan porque le sostiene Dios Que hecho Fe desde él nos habla de Vida, Verdad y Amor: De todo lo que nos falta. Jesucristo fue ese Loco que nos trajo al Mundo a Dios E hizo nacer la Esperanza que muerte a la Angustia dio. 70. A Cristo nunca le oí hablarnos de la Existencia, Pero mil veces le oí hablar de la Vida Eterna. Vivir es más que Existir: ¡Oídlo Existencialistas!. 71. No todo se acaba Aquí. Al morir nada se acaba, Y todo vuelve a empezar, Comenzando para el Alma un Principio sin Final. 72. Desde la Angustia al Misterio, desde el Misterio a la Duda, Desde la Duda a la Fe, ¡qué arduo camino ascendente Nos queda por recorrer!. Mas gritemos, ¡aleluya!. Dios está al Final de él Y nuestra Llegada espera. 73. Angustia la Fe se vuelve cuando dejas de creer, Cuando de tus Sueños vuelves y no vuelves a creer. ¿Quién podrá seguir soñando si Lo Peor puede ser?. Soñar, Despertar, Sufrir te espera hasta que te mueres, ¿Qué nos espera después?. Pregúntaselo a tu Fe. Sólo Ella. Sólo Ella te va a poder responder. 74. Morirse por dentro y vivir por fuera. Queriendo morirse vivir a la fuerza. Al que en Dios no crea, cuando caiga Enfermo, Cuando llegue a Viejo, tal Final le espera. 75. ¡Pobre del que Fe no tiene!. ¿Quién le quitará su Angustia Cuando la Muerte le llegue y le atormenten las Dudas?. Vivió de espaldas a Dios. Al Dios al que ahora se vuelve. Cuando ya todo perdió. Al Dios al que sólo teme, Pues no sabe que es Amor y que su Perdón le ofrece. 76. Yo me niego a creer que el Hombre sólo sea Un Algo entre dos Nadas. Una Pasión inútil. Una estéril Quimera. Una Llama Encendida Que, tras arder, se apaga, dejando sólo un rastro De Ceniza quemada. Me niego a compartir la Angustia del que piensa Que al morir todo acaba y cesa la Existencia. En sólo esta Verdad quiero creer y creo: Venir a irse es la Existencia Humana. ¡Pero a irse con Dios, no con La Nada!. 77. A los que Fe tenemos, ¡cuánto Incrédulo Sabio Nos acusa de Necios!. Tu Existencia, Señor, es la cuestión más seria A cuantas la Razón desde siempre se enfrenta. Sin cesar te buscamos. Sin cesar te llamamos, Mas sigues Escondido y no nos das Respuesta. Pero dejar por eso de buscarte. Pero negar por eso Tu Existencia No demuestra mayor Sabiduría. Sólo mayor Frivolidad demuestra. 78. Creo que Dios es mi Padre y por Amor me creó. Y sólo, sólo por eso es mi Alegría tan grande. Y sólo, sólo por eso, no me cambiara por nadie. El Mundo podrá tumbarme. Dios hará que siga andando. Dios hará que me levante y me llevará a Su Lado. Y sólo, sólo por eso, es mi Alegría tan grande.
Datos del Poema
  • Código: 360100
  • Fecha: 04 de Diciembre de 2012
  • Categoría: Mensajes de Paz
  • Media: 6.53
  • Votos: 60
  • Envios: 1
  • Lecturas: 1,389
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: luis de la morena
País: EspañaSexo: Masculino
Fecha de alta: 23 de Septiembre de 2010
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.198.246.164

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos