Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Pensamientos

Meditación -

Como quien se despierta de un sueño muy profundo, como quien queda libre de su cadena impía, como el que poco a poco se adentra por el mundo y se va despojando de su melancolía; Como el que aún no sabe de dónde llegaría ni a dónde va y camina sin rumbo, sin destino, así yo caminaba con toda mi energía haciendo de tus pasos un único camino. Como el que va de prisa sin entender adónde con esa urgencia innata que el alma nos reclama, así te busco a diario: pero tu Amor se esconde y es cada vez más triste mi triste panorama. ¿En dónde estás? Ven, dime: ¿por qué si no te veo ni te oigo, ni te escucho, ni siento tu presencia, cómo es que te amo tanto? ¿cómo es que te deseo? ¿Cómo es que a Ti me acojo y a tu benevolencia? Quisiera oírte a veces como cuando oigo al viento o cuando ruge el cielo que anuncia tempestades. Quisiera oírte a veces como a mi pensamiento y ver que me acompañas en mis dificultades. Mirarte de la forma que miro las estrellas, aunque lejano fuera; pero que pueda verte y distinguirte en todas las cosas, las más bellas y como me conoces, pudiera conocerte. Quisiera que de pronto, venciendo lo imposible en contra de las leyes de la naturaleza, te hicieras tan cercano, te hicieras tan visible y que me sorprendieras mostrando tu grandeza. Es cierto que en cada hombre yo debo contemplarte y que a los otros haga, a Ti lo estoy haciendo; pero es que soy tan torpe que aunque quisiera amarte hay cosas francamente que yo no las comprendo. ¿Cómo esperar, Dios mío, que estés en ese hombre que mata, que asesina, que roba, que te ultraja cuyas acciones todas yo no les hallo nombre, porque de ser humano, a bestia se rebaja? ¿Es que he de verte siempre clavado en el Calvario mientras se mueren de hambre tus niños en la tierra, mientras el terrorista violento y sanguinario con inconciencia empuña las armas de la guerra? ¿En dónde estás, Dios mío, cuando hay tantas mujeres que matan a sus hijos que no verán la luna? Aunque ellas no los quieran, yo sé que Tú los quieres y que hay allá en el cielo para ellos una cuna... ¿En dónde estás en esos fatídicos momentos en que de pronto mueren personas inocentes a causa de esos grises humanos y violentos que ofenden a las águilas, ultrajan las serpientes? Por eso quiero verte. Por eso quiero oírte, sentirte como siento la espina de la rosa, no importa que me sangre si para bendecirte no tienes otra forma ni tienes otra cosa. No obstante, Padre bueno, perdona mi osadía. Ven, resucita ahora y haz que resucitemos. Aleja de nosotros la insana cobardía. Camina con nosotros para que nos amemos. Heriberto Bravo Bravo SS.CC
Datos del Poema
  • Código: 189897
  • Fecha: 07 de Mayo de 2004
  • Categoría: Pensamientos
  • Media: 7.21
  • Votos: 19
  • Envios: 1
  • Lecturas: 2,367
Datos del Autor
Autor Destacado Nivel: 7
Nombre: Heriberto Bravo Bravo SS.CC
País: MexicoSexo: Masculino
Fecha de alta: 22 de Agosto de 2002
Ver todas sus poesías
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies