Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Ausencia

Mi salón

Mi salón es una estación de andenes vacíos. Denso vacío de añoradas locomotoras de mi niñez. Aquéllas en que los maquinistas fumaban grandes pipas de carbón que subían como largos gorros de dormir y se despatarraban en mi techo. Chu chu...chu chu... Expreso a la cocina... Próxima salida al recibidor... Ding dong... Salida en cinco minutos... Vueltas a las sillas con un recibo hecho de risas y declamaciones ociosas y languidecidas. Billete entregado al revisor de ceñuda prisa. Sobre la chimenea, en el centro del centro va contando sin prisas cada gramo de ausencia el reloj de madera. Va contando sin prisa... Tic tac... tic tac... ¡Eternamente ecléptico! Coge el estío su abrigo para entrar en mi salón. Y el invierno se desviste en el zagüán junto al otoño de hojas secas y mariposas rojas. Allí en el perchero de herraduras, de madera de polisandro. ¡En mi salón sólo existe una estación! ¡La de andenes vacíos y de locomotoras añoradas de mi niñez! En mi salón la memoria se despereza grácilmente y se vuelve mentirosa y cómplice. ¡Ociosa, perezosa, maliciosa...! Tras el cristal del portarretratos se vuelve amarillenta, caduca, esperpéntica... Tras el portarretratos familiar se vuelve cruel. Aquélla foto sin vida, réplica de miradas numerosas a la luna tuerta del objetivo anochecido, que nos acicaló el alma en un instante hasta que el fogonazo nos desparramó. Aquélla foto donde la tosca mano de Papá se marea entre el negro oleaje de rizos de mi hermana y de mi hermano. Mano brava de padre amante. De padre amado. En mi salón las hojas de los libros vuelan cual pájaros de papel con letras escritas en los pliegues de las alas. Crujientes y chisporroteantes fugitivas de las tapas, aladas. El espacio se llena de historias de amor, de batallas, de poemas... Suben hasta la cima de la lámpara de cobre y se enlentecen en el éter y después bajan deshojadamente. Tras la estantería, tímida, se esconde una Escarlata. Al tras del acuario de colores, de luces tropicales jugando con las ondas se mece una metáfora, distorsionada metáfora de Lorca y una barquichuela de Salinas que en alocada tempestad del libro escapa. Ausencias, versos bellos con forma de aves que en el aire de mi salón crean pirotecnias de palabras. Mi salón está repleto de ausencia de locomotoras de mi infancia pero lleno de memorias que se elevan sobre el piso, inmisericordes, diáfanas... ¡Mi salón está repleto de salidas y de llegadas! Din dong... ¡Salida a las cinco! ¡Próxima parada! ¡En mi salón sólo existe una estación! pio espejo 1 agosto 2006
Datos del Poema
  • Código: 272998
  • Fecha: 01 de Agosto de 2006
  • Categoría: Ausencia
  • Media: 5.94
  • Votos: 160
  • Envios: 0
  • Lecturas: 2,453
  • Valoración:
Datos del Autor
Autor Destacado Nivel: 1
Nombre: pio espejo
País: EspañaSexo: Masculino
Fecha de alta: 12 de Abril de 2006
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.228.24.192

1 comentarios. Página 1 de 1
Minerva
Minerva 31 de Mayo de 2010

Me gustó descubrir a este autor,es una pena que no haya vuelto a publicar nada desde hace tiempo.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos