Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Ausencia

Quejas y dos penas

Si me vieras, si me escucharas, Con la lengua de lino, Cerrando el libro Que trajo conmigo Quejas y dos penas. Ayer gozaba de las horas Bajo un árbol de robusta fortaleza Que cubría al cuerpo De toneladas de lágrimas. Entonces en la sazón del invierno Mientras duermes con los ojos cerrados, Converso con el poema Escoltando tu olor desnudo Que quedó impreso en la alfombra, El tacto insonoro, La escarcha de unos besos Junto a la húmeda orilla De tu cuello. Y ahora me rio de mi tristeza, De mi propio respirar Por esta inmensa tierra. No busco nada, más allá de tu morada, Solo el anhelo Que te viste en mi boca, El tiempo justo Para que se duerman mis manos. Al buscarte, entre letra difunta Condeno al papel des usado A que refleje mi alma El el telescopio de la vida. Tal vez, en la soledad de mi mundo, En los álamos del paisaje En la aduana de dos fronteras, Arme con poesia El oxígeno que vuela Sobre la brisa de las palomas. Y te escriba al florecer la madrugada, Mientras tu aún recibes con aprecio Los sueños que viven en la almohada. Y cuando el tiempo Diluya la ceniza y el polvo Cubra de rutina a nuestros ojos Mataré mis días en tu cuerpo Ahogaré el silencio Tras las cortinas Que aún están por poner en tu cuarto, Luchando por que la agonia Del ayer se atavie de palabras Que borden tu sonrisa Con caricias encerradas En nuestros ojos. Recorro la nostalgia, Esculpo al firmamento Entre los oleajes del viento. Intento vivir, en la miel de tus labios, Que yo viva, invadiendo tu recuerdo, Cuando decidas abrir los brazos Y dejes entrar la escasa Luz que gobierna esta mañana. Quizás, el avieso cielo Se aferre al inmortal sueño. Quizás, todo lo que soy yo No sea suficiente en tu vida, Que ahora disfrutes de mi ficción En un rincón del corazón. Quizás haya una estrella con tu nombre, O una alcoba con tu abrigo, Ese abrigo de flores marchitas, Petalos que dejan sus huellas En el espejo de tu mismo retrato. Si me vieras, si me escucharas, Me verias con ojos cincelados Como al pintar la tristeza Con maquillaje de negras lágrimas. Pereciendo en tu boca Por que intento vivir, entre este silencio, Por que eres el amor más intenso Del cual tengo recuerdo. No puedo fingir el breo en mis ojos, No puedo disfrazar que soy tuyo, Que las minunciosas pupilas Brillan con su propio brillo Cuando olfateo los rellanos De tus mágicas mejillas. Te quiero con el dia sujeto Al vendaval de un viento frio, En el frio helado De mi lado de la cama, En esas acaricias de la tránsfuga Noche que ahora anhelo, O el roncar de tus anhelos Sabiendo que suspiran tus sueños. No me importa donde muera, Si el anónimo cancer Surca por mi cuerpo En busca de acomodo; Bajo este silencio Soy una fina brisa de esperanza Que permanece en el aire Para regalarte lo poco que tengo, Mi extrano corazón que busca Su propio hogar En las resistencias de tu cuerpo.
Datos del Poema
  • Código: 360831
  • Fecha: 02 de Febrero de 2013
  • Categoría: Ausencia
  • Media: 6.83
  • Votos: 60
  • Envios: 0
  • Lecturas: 1,467
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: baltasar bennasar
País: EspañaSexo: Masculino
Fecha de alta: 11 de Noviembre de 2008
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.83.236.51

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos