Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Fechas Especiales

Ser maestro es algo más

Ser maestro es la tarea más sagrada pues maestro como Jesús no lo hay y todo aquel que quiera cumplir esta tarea el modelo de Cristo debe imitar. Jesús enseñó con el ejemplo jamás en su vida se halló mal, y aunque le quitaban la vida encomendaba sus almas al Padre quien les habría de perdonar. Jesús enseñaba en el campo, en el templo y en cualquier lugar no había metodo que se repitiera un maestro difícil de igualar. También a veces enseñaba de las aves de los pajarillos que Dios les hacía volar de las plantas, con sus multiples colores que ni aún Salomón pudo igualar. Pero mayor cuidado puso Jesús de la gente, dio ejemplos dignos de imitar y tú, maestro ¿No te sientes conmovido al ver a la juventud perdida, sin destino? Más cuidado puso en los desvalídos con ellos fue muy tierno y amoroso; Benditos, -dijo- son los pobres en espíritu aquellos que reconocen su corazón pecaminoso. Tal maestro jamás será igualado, y aunque el mundo tiene modelos que imitar este maestro vino del cielo, es divino y ningún ser humano lo podrá alcanzar. Algunos se burlaban: ¡Hijo de carpintero! ¿de donde letras va a sacar? pero él les sorprendía con su sabiduría !Jesús es Dios mismo que nos vino a visitar! Tales maestros necesitamos hoy en día que reconozcan que hay un Dios de verdad un Dios que se le ve en las matemáticas, álgebra, geografía que cuanto más descubre el hombre, más se deba admirar. Este maestro es Dios mismo, y aunque no lo entiendas debes creer en él, un día estara nuevamente con nosotros y todas tus preguntas te podrá contestar ¿Maestro? !Sólo Cristo! Si un buen maestro quieres ser, no enseñes solo tu materia, deja que en ella se revele el Dios del cielo, quien es el todo del saber. No es maestro quien lo niega: “Muchos maestros hoy en día hay” Maestros que no están seguros ni en lo que enseñan, maestros a montones, de gran sabiduría maestros que dan cátedra, de una mente brillante que están tan hinchados de su saber, y al final de sus días, tienen miedo a caer en la triste disyuntiva: Si quizás se equivocaron, por que aunque ellos lo nieguen, en su gran sabiduría, Jesucristo es el Dios del universo. Si no lo creen, lean un poco la Biblia y podrán ver la verdad: lo que el hombre se ufana y descubre: ¡Ya está escrito! Maestro, todavía no es tarde: aún es de día. !Ríndete completamente a él! sé un maestro como Cristo, en un mundo humanista da tú el ejemplo, !Reconócele!, ¡Hazle tu guía! Millones de personas en el mundo están perdidas con una vida muerta espiritual, es que han recibido conocimiento seis horas al día pero jamás han recibido alimento espiritual. ¿Qué se espera de una generación sombría? ¿A donde el mundo irá a parar? el hombre tiene títulos, estudios, pero el alma vacía camina sin destino, sin saber su final. Que triste y pobre esta sabiduría pensar que de la nada: “Sólo la casualidad” y nos cuentan que hace “millones de años” (la gran mentira para excusar su incredulidad) ¿Maestro?, !Sólo Cristo! ¿Los demás?. ¡Ojalá! !Feliz día, maestro! Marco Senmache Rodríguez - Perú
Datos del Poema
  • Media: 6.26
  • Votos: 225
  • Envios: 24
  • Lecturas: 5,972
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: maser
País: PeruSexo: Masculino
Fecha de alta: 23 de Abril de 2005
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.228.11.9

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos