Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Recuerdos

Tres Estrellas De Amor.

La mañana de aquel invierno de junio, mientras la garúa implacable caía sobre el valle de las Conchitas-Nombre dado al bautismo urbano- Los dolores llegaron y con ello los minutos empezaron a contar con las primeras contracciones. Olga, acuclillada, gimiendo de dolor, aguantaba. Era su primer parto. No entendía mucho acerca de lo que tenía que hacer. Inepta al conocimiento biológico, tan solo se guiaba de las escasas charlas, esporádicas, llevadas en el Centro de Salud. Sentía venirse el mundo encima. Al fin, Dios le daría aquel don tan especial: el de ser Madre. Dorgel Manuel, nombre previamente escogido desde el conocimiento de su existencia uterina, no quería esperar y apuraba su salida. -¿Qué sucede? Preguntó Manuel. Ella alzando la mirada, respondió: -¡El bebé…, el bebé! Por un momento, Manuel se sintió inerme y no atinó a nada, y al segundo tal haz de luz la idea afloró: -¡Vamos al Hospital! Salieron, cuidando de no tropezar con alguna piedra del camino. Anochecía, y la brisa gélida de aquel lugar cacheteó las mejillas de los dos. Más no menguó los ánimos y continuaron, ilusionados, felices, al saber el nacimiento de un hijo esperado. Miraron al raso cielo, e aquí era noche de plenilunio. Manuel empezó a decir cosas triviales, a fin de apaciguar el nerviosismo de Olga. No era fácil ir al Hospital. El lugar donde radicaban en aquel entonces no era de mucha movilidad. A lo lejos, apartando la neblina, emergió un taxi. Manuel lo detuvo y le indicó la dirección a donde ir. -¡Por favor al Hospital Materno infantil! -¡Claro como no! Contestó el chofer. Se había percatado de una mujer en síntomas de parto. -¡Duele mucho y no deja de moverse! Exclamó Olga. -Calma es algo natural y no temas las primeras contracciones son cada minuto y van descendiendo. -¿Crees… que no nacerá en el taxi? El chofer lo escuchó y exclamó. -¡No ni se le ocurra al campeón nacer en el taxi! Manuel sonrió a la gracia emitida. -¡…ay, no puedo aguantar creo…..! -¡Cállate Olga! ¿No vez que espantas al niño? Carcajearon todos dentro del taxi y aun Dorgel parecía captar la conversación, pues dejo de moverse y patear el vientre de su Madre. A la media hora, entre el nerviosismo del chofer, Olga y Manuel, llegaron. Ayudada, cabizbaja, adolorida, agarrándose el vientre con ambas manos, salió Olga rumbo al interior del Hospital. Muy cerca de allí, en un Otero, donde las Casitas humildes recién se pegaban a un Distrito., reventaron cuetes, fuegos artificiales, y hasta soltaron un globo prendido con luces de colores. La noche se tiño de fiesta. La música retumbaba a los oídos y todos los escucharon. Era una celebración a un Santo, patrón de la dignidad, la sabiduría y el amor. Mientras el cielo se cubría de millones de estrellas de colores, DorgelManuel nacía y desde el primer segundo la sonrisa afloró en su mejilla. Desde ya demostraba que había nacido para ser un ganador……….. (Extracto de la Novela: “Tres Estrellas De Amor” del Escritor: Manuel Ocampo Portocarrero)
Datos del Poema
  • Código: 275699
  • Fecha: 04 de Septiembre de 2006
  • Categoría: Recuerdos
  • Media: 6.21
  • Votos: 118
  • Envios: 1
  • Lecturas: 2,250
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: manuel gloriozo Ocampo Portocarrero
País: PeruSexo: Masculino
Fecha de alta: 02 de Enero de 2006
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 54.236.35.159

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos