Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Amor

Una noche de un viernes cualquiera

Una noche de un viernes cualquiera escuché de una persona muy querida, “Me cansé de vivir”, quedé atontado, no podía creer lo que estaba escuchando, parecía un  cuento, pero desgraciadamente era una gran y muy triste realidad, ella era mi madre, al otro día a las dos y media del mediodía, cuando en plena consulta en la clínica los médicos me decían que ella estaba bien, que me tomara un tiempo y me fuera a cambiar, sin embargo ella ese día pasó a otro nivel. Debo reconocer que esas palabras proféticas no las he podidoapartar de mi mente ni de mi corazón. Sería acaso esa la primera vez que alguien dijera tal disparate y luego lo cumpliese, acaso somos dueños no tanto de la vida como sí de la muerte. Debo reconocer que ya hubo otra persona que se expresó igual, lo hizo un día miércoles y nos abandonó un sábado. Sí, dirán ustedes no fue tan al pie de puntillas. Pero lo cierto es que se fue. Hace una semana un gran amigo me dijo de nuevo lo mismo, es un estribillo que no cambia, son sentires que los comparten algunos seres aún sin entre ellos conocerse o al menos verse y tratarse por tiempo.

Esta vez ya pasaron seis días, sí, está aún vivo, pero su pena me la transmitió con todo su dolor. No ha muerto, es verdad, pero su estado anímico si lo ha logrado. No se ha ido su carne, pero su mente lo está abandonando de a poco, no se apaga su respiración, pero sus ideas han desaparecido y como me dijo en los primeros instantes de mi visita, “Samuel tengo toda mi mente en Blanco” ya nada me interesa, nada hago acá.

Hablé con él cuatro horas, sé que se alegró, que ambos pudimos recordar eventos que lo refrescaron, instantes de dolor que lo han acompañado toda la vida, al igual que sé sembramos sueños que de seguro no se darán pero que por cierto tiempo lo mantendrán discutiendo consigo mismo si lo va a poder lograr o no.

Hoy lleno de un pesar incómodo, admito que somos una especie de imán, y por ende nos llenamos de la pena y dolor de los nuestros. Puede por el contrario que sea nuestro intelecto acobardado que nos hace pensar de ese modo, lo cierto es que no lo sé pero les dejo esa inquietud. ¿Debemos morir por cansancio o por el contrario cuando extenuados de querer vivir, la muerte pueda dominarnos?

Samuel Akinin Levy

Datos del Poema
  • Código: 381784
  • Fecha: 24 de Noviembre de 2018
  • Categoría: Amor
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 242
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: samuel akinin
País: VenezuelaSexo: Masculino
Fecha de alta: 14 de Mayo de 2007
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.212.120.195

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies