Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Sentimientos

Construyendo un linaje

Un buen día un joven que se había convertido en un padre soltero a su corta edad, le dieron ganas de entrar en contacto con la naturaleza, pues a partir del nacimiento de su bebé todo lo veía hermoso y aun el ruido del viento le sonaba a notas musicales.

Así fue que decidió ir a un bosque, cerca de un monasterio ya quería oír el canto de los pájaros y disfrutar de toda la belleza de la naturaleza. 

Caminaba plácidamente respirando el olor del bosque. que hay en estos lugares, cuando de repente vio a un anciano monje, en meditación muy solemne.. 

El monje al notar la presencia del joven lo miró fijamente y le preguntó, ¿A dónde te diriges buen hombre? Veo en tus ojos la alegría, por lo que el joven le contestó, es que ha nacido mi hijo y he venido al bosque a tener un poco de estabilidad emocional, pero me siento un poco confundido. 

El monje insistió. Oye, ¿ y qué piensas hacer con tu hijo? 

El joven le contestó. Ah, pues ahora ysiempre lo voy a proteger, le daré de comer y jamás permitiré que pase frío y hambre, Yo me encargaré de que tenga todo lo que necesite, y día con día yo seré quien lo cubra de las inclemencias del tiempo, lo defenderé de todo lo que le pueda pasar y nunca dejaré que pase situaciones difíciles.

No permitiré que mi hijo pase necesidades como yo las pasé, nunca dejaré que eso suceda, porque para eso estoy aquí, para que él nunca se esfuerce por absolutamente nada. 

Y para finalizar agregó !!! Yo como su padre, seré muy fuerte como el aceró, y con mi cuerpo lo cubriré, y con mis brazos lo abrazaré y nunca dejaré que nada ni nadie lo perturbe. 

El anciano monje no salía de su asombro, incrédulo de lo que estaba escuchando y no daba crédito a lo que había oído. Entonces se levantó y respirando muy profundo lo miró fijamente y le dijo!!! 

Escúchame bien joven. Un águila, cuando recibí el mandato de la naturaleza para engendrar a sus polluelos, también recibí el mandato de construir su nido, un hogar confortable y seguro, a buen resguardo de los depredadores, pero también le poneramas con muchas espinas ¿y sabes por qué? porque aún cuando estas espinas están cubiertas por sus plumas, algún día cuando los polluelos hayan emplumado y sean fuertes para volar, hará desaparecer todo ese confort, y ellos ya no podrán habitar sobre las espinas, eso les obligará a construir su propio nido. 

Y todo bosque y valle será para ellos, siempre y cuando realicen su propio
esfuerzo para conquistarlo con todas sus montañas, y sus ríos llenos de peces y praderas llenas de animales.

Si los protegiera como un lion protege a sus crías, reprimiría sus aspiraciones y deseos de ser ellos mismos, destruiría irremisiblemente su individualidad y haría de ellos animales de jaula, negligentes. sin ánimo de luchar, ni alegría de vivir.

Mas tarde que temprano llorarías tú error, pues ver a tu hijo convertido en un ridículo representante de tu linaje te llenarías de remordimiento y gran vergüenza, pues tendría que cosechar la impertinencia de tus actos, viendo a tu descendencia imposibilitada para tener sus propios triunfos, fracasos y errores, porque tú quisiste resolver todos sus problemas.

Yo, amigo mío, continuó el anciano monje, podría jurarte que después de Dios he de amar a mis hijos por sobre todas las cosas, pero también he de prometer que nunca seré su cómplice en la superficialidad de su inmadurez, he de entender su juventud, pero no participaré de sus excesos, me he de esmerar en conocer sus cualidades, pero también sus defectos y nunca permitiré que abusen de mí en aras de este amor que les profeso.

El anciano monje calló y el joven no supo qué decir, pues seguía confundido, y mientras entraba en una profunda reflexión, el anciano monje se alejó con gran serenidad y se perdió en el horizonte.

El joven empezó a caminar mientras miraba fijamente el follaje seco disperso en el suelo, sólo pensaba en lo equivocado que estaba y el terrible error que iba a cometer al darle a su hijo una vida sin obstáculos. 

Confundido siguió caminando, solo pensaba en llegar a casa, y con amor abrazar a su pequeño, pensando que abrazarlo solo sería por segundos, ya que el pequeño empezaba a tener la necesidad de su propia libertad para mover piernas y brazos, sin que ningún padre protector se lo impidiera.

Datos del Poema
  • Código: 383931
  • Fecha: 04 de Agosto de 2019
  • Categoría: Sentimientos
  • Media: 10
  • Votos: 1
  • Envios: 0
  • Lecturas: 42
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: jimmyspg
País: HondurasSexo: Masculino
Fecha de alta: 15 de Junio de 2009
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 3.228.24.192

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos