Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Amor

Disimular en el amor

Disimular en el amor


Soñaba que en nuestra primera cita de amor estaba  en el cielo la luna llena


De tanto nerviosismo comí tanto que sentía mi estómago como el de una ballena


La oscuridad de la noche nos envolvía y el cielo estaba estrellado


Mi corazón palpitaba desesperadamente por el nerviosismo de tenerte a mi lado


Sentía ataque de pánico, mis sentimientos y pasión estaban al borde de la locura


Con mi acidez estomacal tenia temor que con tu presencia se me alborotaran las agruras.


 


Sentía que temblaba mi dentadura al contemplar tú  dulce y penetrante mirada


Deseando que tu sensualidad llegara acompañada de una sal de fruta con una limonada


Al observar tus ojos podía descubrir tu belleza como estando reflejada en una ventana


Súbitamente temblaba mi cuerpo al mirarte se ponía verde como el de una iguana


En tu linda sonrisa dentro de tus labios se podían ver los dientes de tu esqueleto


Me asuste al verlos pensé que me iba a dar indigestión porque tenía mi estómago bien repleto.


 


Tus seductores y tentadores labios comían con un arte ejemplar una manzana


Al verte sentía un gruñido y la sensación como cuando está en un charco una rana


Al observarte abrir tus brazos pensé en tu pasión deseando  que me fueras a abrazar


Sentía temor por si era muy fuerte el abrazo,  porque sentía como que iba a explotar


Tanta angustia y desesperación que tuve esa noche al mirarte pensé que iba a vomitarme


Después me recordé que también por la preocupación de ese  día se me olvido bañarme.


 


Por suerte en ese lugar habían vacas, caballos y hasta puercos en un chiquero


Y en el lugar donde estábamos platicando había dejado  muy cerca su recuerdo un vaquero


Ese aroma revuelto con  el olor de las flores del campo se mesclo en nuestra pasión


Al mover el viento tu lindo cabello y respirar me sentía al borde de una convulsión


Al mirar tu figura brillar con el resplandor de la luna yo alucinaba en medio de la oscuridad


Lo negro y oscuro de la noche me ayudo a  que no miraras en mi cuerpo tanta suciedad.


 


Ese aroma quebró barreras, normas y prejuicios sociales en  ese momento


 Demostrando que el amor no tiene límites ni barreras dejándome sin aliento


Recuerdo que las gotas de sudor de mi cuerpo  semejaban como una fuerte lluvia al caer


Que sirvieron de fertilizante porque más tarde pude ver en ese lugar el campo florecer


 De mi camisa y mi cuerpo escurría lodo, con tanto sudor quede completamente empapado


Así pude disimular mi descuido de ese día por no haberme bañado.


 


A lo lejos se oía relinchar los caballos y el bramido de las vacas en una loma


Parecía que aplaudían nuestra unión y adornando esa escena apareció una blanca paloma


Extendiendo sus alas revoloteo sobre nosotros y se perdió en lo lejos del firmamento


Dando el mensaje que la dicha, la paz y felicidad había nacido para nosotros en ese momento


Con mi malestar estomacal y escurriendo la suciedad de mi frente bien sudado


Pude disfrutar el fruto de la tranquilidad y alegría de poder estar a tu lado.


 


 Al manifestarse tu presencia reflejaba el perfume belleza y fragancia de las flores


Al verte, sentía retorcimiento y asco; como el camaleón cambiaba mi rostro de colores


Con mi malestar como era ya muy noche  invente una excusa de llevarte de regreso a tu hogar


Rogando que no sonara la alarma y lo inesperado fuera a mi cuerpo  a llegar


Me susurraste en el oído que esa noche no habías comido  y que te invitara a comer


Como un vietnamita se puso mi rostro de amarillo y del susto quería echarme a correr.


 


Recuerdo las palabras que te dije “sin tu amor y sin ti mi vida yo siento que me muero”


Pero al pensar que iba a comer más, presentía que me iba ir más pronto al agujero


Lleno de alegría y esperanza te dije que en ese momento ya habían cerrado el restaurante


Sentí que se me revolvió el martirio y mi felicidad cuando me dijiste que siguiéramos hacia adelante


Me llevaste a un lugar de comida rápida donde abrían las 24 horas que tú lo conocías


Al estacionarme y verte sentí un sudor helado y hasta imagine que iba a tener pesadillas.


 


Desarrolle una fobia al mirar que traías una cantidad enorme de comida en tus manos


Al fin mis ruegos fueron escuchados cuando mire que te resbalabas en una cascara de banano


Fui a consolarte donde te caistes cubriéndote de besos en ese macabro anochecer


 Sentí que tu presencia asemejaba a Drácula que  tenía que huir al amanecer


Despertando  al fin de esa incomparable, inigualable e infernal pesadilla


Di gracias a Dios en ese bello día prometiéndome a mí mismo no comer más quesadilla.


Ricardo J. Canales


 


 


 

Datos del Poema
  • Código: 384320
  • Fecha: 14 de Octubre de 2019
  • Categoría: Amor
  • Media: 10
  • Votos: 1
  • Envios: 0
  • Lecturas: 557
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: Ricardo C.
País: NicaraguaSexo: Masculino
Fecha de alta: 31 de Marzo de 2011
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 44.210.237.158

1 comentarios. Página 1 de 1
Mabogastrol
invitado-Mabogastrol 16 de Octubre de 2019

enhorabuena por su imaginación, por su sentido del humor y felicidades también porque sólo fue un mal sueño.

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies