Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Amor

IMÁGEN DIVINA

Anoche  estando solo, y medio dormido;  sentí  cruzar  en la oscura estancia, tu imagen.  Una imagen que poco a poco se fue  haciendo  realidad. Tan real, como  lo que hemos vivido, desde aquel instante en que la suerte, nos coloco frente a frente. Del reciente pasado llego hasta  mi,  tu risa bulliciosa. Tu imagen  y yo reímos, reímos tanto como lo hicimos aquel día. Un día cualquiera en que sin  saber como, o por que?  Al calor de unas copas y al ritmo frenético de la música, danzamos  sin parar y, como  un chiquilín, quede fascinado con tu grácil coquetería. Nuestros ojos cruzaron miradas escrutadoras, cargadas de deseo. Nuestros labios  anhelaban un beso  furtivo. Tu hermosura tentadora, tenia todo el esplendor  de la lujuria. Nuestros cuerpos  hablaron  el lenguaje  mudo.

 

Soñoliento aun,  al contemplar tu imagen, se dibujo en mi  cara una sonrisa al recordarte,  danzando en aquella fiesta, pues, con tu traje rojo  y tu  sonrisa hechicera, fuiste pasión en movimiento. Tus ganas, las mías, el destino; no se que artilugio nos coloco frente a frente, y nos lanzo  a una frenética aventura donde florece el beso culpable.

 

El destello de un rayo, a lo lejos, ilumino mi cuarto y, tu  imagen se borro como por encanto.

 

El destello del rayo y el trepidar del trueno, me hicieron vibrar de pies a cabeza. La tempestad  rompió  como por encanto el idilio,  entre tu imagen y yo.  Quede como sugestionado y, ya en pie, despierto,  en medio de  de aquella  estancia oscura, mi cerebro  bullía impregnado  de  dulces recuerdos; de sueños y caricias  salvajes; de murmullos , lagrimas y besos  cargados de lujuria.

 

Ya despierto, creo yo, proseguí, evocando  el recuerdo de  aquella fiesta  en la que  una mujer hermosa revoloteaba  cual grácil  mariposa, que, agitada por  el ritmo frenético de la música, lanzaba al aire  tentaciones  de ternuras y de besos. Ya entrada la tarde, cuando el día se abraza  con la noche, el jardinero  abandono su labor.  Las flores  se sumergieron en el  sensual  sopor de la noche, y aquella hermosa mariposa, trémula  de emoción,  esperaba  ser cortejada por el  ocasional  ladronzuelo.  El rugido  desesperado  de la fiera que todos llevamos dentro,  se oyó  en nuestro interior.  Llegado el momento  y sin importarnos un bledo  las miradas  indiscretas de las gentes, nos trenzamos en  un  duelo apasionado de caricias y de besos. Deposite un sin numero de ósculos en tus frugosos labios, en tus mejillas, sobre tus ojos, en tu  fina piel aterciopelada,  a la vez que  acariciaba  tu sedoso cabello, que cual cascada de oro, caía  sobre  tus  desnudos hombros. Ella: una muy hermosa mujer, de quien  no sabia absolutamente nada,  se revolvía  entre mis brazos  como leona herida, y sacando a relucir  toda su lujuria, me devolvió los besos y caricias  con pasión desenfrenada.

 

 

 

Nos entregamos el uno al otro  y nos fundimos en uno solo, sin  pedir o exigir nada a cambio,  y sin importarnos  la maledicencia  de la gente.

 

Hoy,  en el silencio de mi alcoba, evoco tu recuerdo y aun despierto, te  llevo en mi mente como un sueño.  Dulce  y peligroso  sueño del que no quisiera despertar.

 

Siento que  te amo con delirio. Siento que: me he bebido  en el néctar de tus labios, el beso hechicero de una hembra  que  me ha encadenado al potro salvaje  del amor sexual, y convertido  en su esclavo.  Hoy, rugimos  como dos fieras en celo, y  florecen en mi corazón  pasiones dormidas. Nuestro amor ha crecido como la hiedra.  Y amenaza con asfixiarnos. Todo a mi alrededor  se esfuma. Solo tu,  cual guerrera  amazona, apareces: soberana y altiva. Me siento  a orillas  del  profundo abismo, y me asombro  al observar que no retrocedo.  El abismo me atrae  con fuerza irresistible. Me siento cobarde, esclavo  de la concupiscencia. De aquel viejo soldado  valeroso  y forjado en mil combates, no queda nada, nada mas  que un  esclavo arrodillado  a los pies  de  la dulce pero implacable dominadora; la implacable leona  que hiende sus garras  y dientes, para sembrar en este pobre mortal: la pasión, el deseo  y la turbación de mi espíritu. La pasión nos ha invadido  como una terrible enfermedad, de la que no quiero sanar, como un dulce y morboso sueño  del que no quiero despertar.  Es algo inexplicable, como un sueño de locura  o una locura de ensueño. La diosa afrodita  me  condujo  al (Umbratílis) umbral  donde se oscurece  y se escapa la lucidez del  hombre cuerdo, y me lanzo  al abismo  infernal de la locura.

 

 

 

 

 

Creí ser amo y señor de mi voluntad; jinete  indomable, conocedor de mi montura  e invulnerable  a las flechas  venenosas  del dios Erosy su  concubina Afrodita.  Cual  gladiador romano ostentaba  orgulloso  la triple coraza 

 

que protegía mi corazón  contra  esa magia  negra  denominada sexo.  No creí que nada, ni nadie pudíera  despertar mi ingenuidad dormida  y sacarme  de ese  estado de castidad en  que  me había  sumido. ¡ que estúpido y que tonto!

No soy mas que un pobre mortal  convertido  en juguete de los dioses.  Cual Aquiles, tenia un punto débil, por el que el aliento abrasador  de tus besos  y tu magia de amor;  fue veneno mortal  que  lentamente  aniquilo  mis precarias defensas y levanto ante mi el apetito sexual: inquietante y sugestivo.  La moderna Eva  murmuró  de nuevo, su eterna  seducción.

JUCAR

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Datos del Poema
  • Código: 382152
  • Fecha: 28 de Diciembre de 2018
  • Categoría: Amor
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 125
  • Valoración:
Datos del Autor
Nombre: JUAN CARVAJAL
País: ColombiaSexo: Masculino
Fecha de alta: 14 de Diciembre de 2012
Ver todas sus poesías
Comentarios


Al añadir datos, entiendes y Aceptas las Condiciones de uso del Web y la Política de Privacidad para el uso del Web. Tu Ip es : 18.206.194.161

0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos