Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Dolor

NUESTRA HISTORIA POR FANNY JEM WONG

NUESTRA HISTORIA POR FANNY JEM WONG

No sé si nuestra historia
alguna vez se repita,
pero sé que tú y yo
nunca más seremos
un “Nosotros” .
Quisiera huir de mí
si tan solo pudiera
Para piel con piel
podernos escapar
de nuestras pieles
Para carne con carne
podernos escapar
de nuestras carnes
Para sangre con sangre
podernos escapar
de nuestras sangres
Para hueso con hueso
podernos escapar
de nuestros huesos
Para nada con nada
podernos escapar
de nuestras nadas
Para muerte con muerte
podernos escapar
de nuestras muertes
Para dolor con dolor
podernos escapar
de nuestro dolor
Y allí en la oscuridad
más profunda
en donde no se escuchen
tus lamentos…Ni los míos
En el vacío más absoluto
Infierno con infierno
podernos finalmente abrazar
hasta consumirnos

Escrito cuando solo era Fanny
1983

 

Datos del Poema
  • Código: 334931
  • Fecha: 24 de Marzo de 2010
  • Categoría: Dolor
  • Media: 0
  • Votos: 0
  • Envios: 0
  • Lecturas: 2,967
Datos del Autor
Nombre: FANNY JEM WONG M
País: PeruSexo: Femenino
Fecha de alta: 15 de Abril de 2006
Ver todas sus poesías
Comentarios
4 comentarios. Página 1 de 1
FANNY JEM WONG M
FANNY JEM WONG M 04 de Septiembre de 2010

A quién corresponda gracias por los aportes , muy valiosos Saludos JEM WONG :-D :risa_color:

Mirna
invitado-Mirna 31 de Agosto de 2010

Aporte sobre Surrealismo, Mirna Liz El Surrealismo (en francés: surréalisme; sur [sobre, por encima] más réalisme [realismo]) o superrealismo es un movimiento artístico y literario surgido en Francia a partir del dadaísmo, en la década de los años 1920, en torno a la personalidad del poeta André Breton. Buscaba descubrir una verdad, con escrituras automáticas, sin correcciones racionales, utilizando imágenes para expresar sus emociones, pero que nunca seguían un razonamiento lógico.La primera fecha histórica del movimiento es 1916, año en que André Breton, precursor, líder y gran pensador del movimiento, descubre las teorías de Sigmund Freud y Alfred Jarry, además de conocer a Jacques Vache y a Guillaume Apollinaire. Durante los siguientes años se da un confuso encuentro con el dadaísmo, movimiento artístico precedido por Tristan Tzara, en el cual se decantan las ideas de ambos movimientos. Estos, uno inclinado hacia la destrucción nihilista (dadá) y el otro a la construcción romántica (surrealismo) se sirvieron como catalizadores entre ellos durante su desarrollo. En el año 1924 Breton escribe el primer Manifiesto Surrealista y en este incluye lo siguiente: Indica muy mala fe discutirnos el derecho a emplear la palabra surrealismo, en el sentido particular que nosotros le damos, ya que nadie puede dudar de que esta palabra no tuvo fortuna, antes de que nosotros nos sirviéramos de ella. Voy a definirla de una vez para siempre: Surrealismo: "sustantivo, masculino. Automatismo psíquico puro, por cuyo medio se intenta expresar, verbalmente, por escrito o de cualquier otro modo, el funcionamiento real del pensamiento. Es un dictado del pensamiento, sin la intervención reguladora de la razón, ajeno a toda preocupación estética o moral." Filosofía: "El surrealismo se basa en la creencia de una realidad superior de ciertas formas de asociación desdeñadas hasta la aparición del mismo, y en el libre ejercicio del pensamiento. Tiende a destruir definitivamente todos los restantes mecanismos psíquicos, y a sustituirlos por la resolución de los principales problemas de la vida.Tal fue la definición del término dada por los propios Breton y Soupault en el primer Manifiesto Surrealista fechado en 1924. Surgió por tanto como un movimiento poético, en el que pintura y escultura se conciben como consecuencias plásticas de la poesía. Han hecho profesión de fe de Surrealismo Absoluto, los siguientes señores: Aragon, Baron, Boiffard, Breton, Carrive, Crevel, Delteil, Desnos, Eluard, Gerard, Limbour, Malkine, Morise, Naville, Noll, Peret, Picon, Soupault, Vitrac." El surrealismo fue seguido con interés por los intelectuales españoles de los años 30. Existía el precedente de Ramón Gómez de la Serna, quien utilizaba algunas fórmulas vinculables al surrealismo, como la greguería. El primero en adoptar sus métodos fue José María Hinojosa, autor de La flor de Californía (1928), libro pionero de prosas narrativas y oníricas. Varios poetas de la generación del 27 se interesaron por las posibilidades expresivas del surrealismo. Su huella es evidente en libros como en la sección tercera de Sobre los ángeles y en Sermones y moradas de Rafael Alberti; en Poeta en Nueva York de Federico García Lorca y Un río, un amor y Los placeres prohibidos de Luis Cernuda. Vicente Aleixandre se definió a sí mismo como "un poeta superrealista", aunque matizando que su poesía no era en modo alguno producto directo de la escritura automática. Miguel Hernández sufrió una efímera etapa surrealista.

Mirna Liz
invitado-Mirna Liz 31 de Agosto de 2010

Estoy leyendo sobre surrealismo y deseo compartir lo que encontré. POEMAS DE ANDRE BRETON, poeta surrealista francés Los escritos vuelan El satén de las páginas que se hojean en los libros modela una mujer tan hermosa Que cuando no se lee se contempla a esa mujer con tristeza Sin atreverse a hablarle sin atreverse a decirle que es tan hermosa Que lo que se va a saber no tiene precio Esta mujer pasa imperceptiblemente entre un rumor de flores A veces se vuelve en medio de las estaciones impresas Para preguntar la hora o mejor aún simula contemplar unas joyas bien de frente Como no hacen las criaturas reales Y el mundo se muere una ruptura se produce en los anillos de aire Un desgarro en el lugar del corazón Los diarios de la mañana traen cantantes cuya voz tiene el color de la arena en las riberas tiernas y peligrosas Y a veces los de la tarde dan paso a muchachas que conducen animales encadenados Pero lo más bello está en el intervalo de ciertas letras Donde unas manos más blancas que el cuerno de las estrellas a mediodía Saquean un nido de blancas golondrinas Para que llueva siempre Tan bajo tan bajo que las alas no puedan ya mezclarse Unas manos por donde se sube hasta unos brazos tan leves que el vapor de los prados en sus graciosas volutas por encima de los estanques es su imperfecto espejo Unos brazos que no se articulan más que con el peligro excepcional de un cuerpo hecho para el amor Cuyo vientre llama a los suspiros desprendidos de los matorrales llenos de velos Y que sólo tienen de terrestre la inmensa verdad helada de los trineos de miradas sobre la extensión toda blanca De lo que no volveré a ver más A causa de una venda maravillosa Que es la mía en el juego de la gallina ciega de las heridas Versión de Manuel Álvarez Ortega Sueño que te veo superpuesta indefinidamente a ti misma... Sueño que te veo superpuesta indefinidamente a ti misma Estás sentada sobre el alto taburete de coral Delante de tu espejo siempre en su cuarto creciente Dos dedos sobre el ala de agua del peine Y al mismo tiempo Regresas de un viaje te quedas la última en la gruta Resumante de relámpagos No me reconoces Estás tendida en el lecho te despiertas o te duermes Te despiertas donde te dormiste o en cualquier otra parte Estás desnuda todavía rebota la bala de saúco Mil balas de saúco murmuran sobre ti Tan ligeras que en cada instante tú las ignoras Tu aliento tu sangre salvados de la loca juglaría del aire Atraviesas la calle los coches que sobre ti se lanzan no son más que sombras Y la misma Niña Presa en un fuelle de lentejuelas Saltas a la comba Bastante tiempo para que aparezca en lo alto de la escalera invisible La única mariposa verde que frecuenta las cimas de Asia Acaricio todo lo que fue tuyo En todo lo que debe serlo aún Oigo silbar melodiosamente Tus brazos innumerables Serpiente única en todos los árboles Tus brazos en cuyo centro gira el cristal de la rosa de los vientos Mi fuente viva de Sivas Versión de Manuel Álvarez Ortega Unión libre Mi mujer de cabellera de llamas de leña De pensamientos de relámpagos de calor De talle de reloj de arena Mi mujer de talle de nutria entre los dientes del tigre Mi mujer de boca de escarapela y de ramo de estrellas de última magnitud De dientes de huellas de rata blanca sobre la tierra blanca De lengua de ámbar y de cristal frotados Mi mujer de lengua de hostia apuñalada De lengua de muñeca que abre y cierra los ojos De lengua de piedra increíble Mi mujer de pestañas de palotes de escritura de niño De cejas de borde de nido de golondrina Mi mujer de sienes de pizarra de tejado de invernadero y de vaho de cristales Mi mujer de hombros de champán Y de fuente con cabezas de delfines bajo el hielo Mi mujer de muñecas de cerillas Mi mujer de dedos de azar y de as de corazones De dedos de heno cortado Mi mujer de axilas de marta y de encinas De noche de San Juan De alheña y de nido de escalarias De brazos de espuma de mar y de esclusa Y de mezcla del trigo y del molino Mi mujer de piernas de bobina De movimientos de relojería y de desesperaci6n Mi mujer de pantorrillas de médula de saúco Mi mujer de pies de iniciales De pies de manojos de llaves de pies de calafates que beben Mi mujer de cuello de cebada imperlada Mi mujer de garganta de Valle de oro De cita en el lecho mismo del torrente De senos de noche Mi mujer de senos de pinera marina Mi mujer de senos de crisol de rubíes De senos de espectro de la rosa bajo el rocío Mi mujer de vientre de apertura de abanico de los días De vientre de zarpa gigante Mi mujer de espalda de pájaro que huye vertical De espalda de mercurio De espalda de luz De nuca de piedra rodada y de creta mojada Y de caída de un vaso en el que se acaba de beber Mi mujer de caderas de lancha De caderas de lucerna y de plumas de flecha Y de tallos de pluma de pavorreal blanco De balanza insensible Mi mujer de muslos de greda y de amianto Mi mujer de muslos de lomo de cisne Mi mujer de muslos de primavera De sexo de gladiolo Mi mujer de sexo de placer y de ornitorrinco Mi mujer de sexo de alga y de bombones antiguos Mi mujer de sexo de espejo Mi mujer de ojos llenos de lágrimas De ojos de panoplia violeta y de aguja inmantada Mi mujer de ojos de llanura Mi mujer de ojos de agua para beber en prisión Mi mujer de ojos de leña siempre bajo el hacha De ojos de nivel de agua de nivel de aire de tierra y de fuego Versión de Manuel Álvarez Ortega Silueta de paja A Max Ernst Dame joyas de ahogadas Dos pesebres Una cola de caballo y una manía de modista Después perdóname No tengo tiempo de respirar Soy un destino La construcción solar me ha retenido hasta ahora Y ahora sólo tengo que dejarme morir Pide el baremo Al trote con el puño cerrado sobre mi cabeza que suena Un fanal en donde se abre una mirada amarilla También se abre el sentimiento Pero las princesas se agarran al aire puro Tengo necesidad de orgullo Y de algunas gotas comunes Para calentar la marmita de las flores enmohecidas Al pie de la escalera Divino pensamiento en el cristal estrellado del cielo azul La expresión de las bañistas es la muerte del lobo Tenme por amiga La amiga de los hogueras y los hurones Te mira en dos veces Lee tus penas Mi remo de palisandro hace cantar tus cabellos Un sonido palpable abandona la playa Negra por la cólera de las sepias Y roja junto a la banderola Versión de Manuel Álvarez Ortega Unión libre (otra versión) Mi mujer con cabellera de llamaradas de leño con pensamientos de centellas de calor con talle de reloj de arena mi mujer con talle de nutria entre los dientes de un tigre mi mujer con boca de escarapela y de ramillete de estrellas de última magnitud con dientes de huella de ratón blanco sobre la tierra blanca con lengua de ámbar y vidrio frotados mi mujer con lengua de hostia apuñalada con lengua de muñeca que abre y cierra los ojos con lengua de piedra increíble mi mujer con pestañas de palotes escritos por un niño con cejas de borde de nido de golondrina mi mujer con sienes de pizarra de techo de invernadero y de cristales empañados mi mujer con hombros de champaña y de fuente con cabezas de delfines bajo el hielo mi mujer con muñecas de cerillas mi mujer con dedos de azar y de as de corazón con dedos de heno segado mi mujer con axilas de marta y de bellotas de noche de San Juan de ligustro y de nido de escalarias con brazos de espuma de mar y de esclusa y de combinación de trigo y molino mi mujer con piernas de cohete con movimientos de relojería y desesperación mi mujer con pantorrillas de médula de saúco mi mujer con pies de iniciales con pies de manojos de llaves con pies de pájaros en el momento de beber mi mujer con cuello de cebada sin pulir mi mujer con garganta de Valle de Oro de cita en el lecho mismo del torrente con senos nocturnos mi mujer con senos de montículo marino mi mujer con senos de crisol de rubíes con senos de espectro de la rosa bajo el rocío mi mujer con vientre de apertura de abanico de los días con vientre de garra gigante mi mujer con espalda de pájaro que huye en vuelo vertical con espalda de azogue con espalda de luz con nuca de canto rodado y de tiza mojada y de caída de un vaso en el que acaban de beber mi mujer con caderas de barquilla con caderas de lustro y de plumas de flecha y de canutos de pluma de pavo real blanco de balanza insensible mi mujer con nalgas de greda y amianto mi mujer con nalgas de lomo de cisne mi mujer con nalgas de primavera con sexo de gladiolo mi mujer con sexo de yacimiento aurífero y de ornitorrinco mi mujer con sexo de alga y de viejos bombones mi mujer con sexo de espejo mi mujer con ojos llenos de lágrimas con ojos de panoplia violeta y de aguja imantada mi mujer con ojos de pradera mi mujer con ojos de agua para beber en prisión mi mujer con ojos de bosque eternamente bajo el hacha con ojos de nivel de agua de nivel de aire de tierra y de fuego De "L 'Union libre" Versión de Aldo Pellegrini

Lectores
invitado-Lectores 28 de Agosto de 2010

Esas son poetisas de verdad y lamentablemente hoy estan alejadas. Ellas han tocado todos los temas con clase y altura y obras memorables. La mediocridad es la que las ha espantado...

Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies