Busqueda Avanzada
Buscar en:
Título
Autor
Poesía
Todos
Ordenar por:
Mas recientes
Menos reciente
Más vistas
Defecto
Poema
Categoría: Sueños

¿por que vivo?

"¿POR QUE VIVO?"
Quiero vivir porque la vida es bella,
porque puedo pensar que estoy sientiendo,
porque quiero alcanzar alguna estrella
que permita olvidar que estoy sufriendo.
Quiero vivir porque viviendo espero
contemplar paso a paso y poco a poco,
la lenta evolución de lo que quiero
y gritarme a mí mismo que estoy loco.
Quiero vivir por más que me atormente
saber que estoy pensando como un necio;
por más que el alma ignore lo que siente,
quiero vivir despacio; pero recio.
Descubrir la bondad que el hombre encierra,
escrutar los rincones más sagrados
de los hombres que habitan esta tierra
y sus sueños de amor, deteriorados.
Siempre habrá algún "por qué" y dos mil razones
por las que el hombre viva y se convierta.
Siempre alguna ilusión y hasta canciones
que llamen, jubilosas, a su puerta.
¿Por qué vivir? ¿por qué seguir viviendo?
¿qué es lo que me sostiene y me mantiene
dudando si tal vez me estoy mintiendo
y ante la muerte, en fin, qué me detiene?
¿Dónde está el manantial por el que brota
esta ansia singula que me renace
un día y otro día, gota a gota,
y esta energía, en fin, que me rehace?
Quiero vivir por más que no comprenda
la vena que sostiene el dinamismo
y me rompa los sesos y no entienda
que entre vida y morir, hay un abismo.
Dios me invitó al banquete de la vida,
me sacó de la nada y me propuso
escalar un amor que, sin medida,
yo debo conquistar. El lo dispuso.
No hay verdad que su luz intensa encubra
ni razón que agigante los sentidos.
No hay misterio que el hombre no descubra
cuando amor y razón marchan unidos.
Y la vida es así, como cascada
de luces de colores que ilumina
la senda de mi todo y de mi nada,
por donde el alma vuela, no camina.
Y es en este banquete suculento
donde el Señor me ofrece sus manjares
y donde el alma encuentra su contento
y un cálido reposo a sus pesares.
Y es en este planeta misterioso
y en este tiempo efímero de dichas,
donde quiero vivir, porque es hermoso
develar el misterio a mis desdichas.
Quiero vivir porque no encuentro nada
atractiva la idea de la muerte.
Quiero vivir porque me desagrada
el pensar que el morir fuera mi suerte.
Quiero vivir porque amo a mis hermanos
que en medio de sus luchas se desviven,
como buenos amantes, como humanos.
Quiero vivir también como ellos viven.
Quiero vivir, pues quien me dio la vida,
me brindó su amistad antes que todo,
una amistad tan grande y sin medida
capaz de separarme de mi lodo.
Yo no puedo subir sin que El bajara.
Yo no pude nacer sin que El naciera,
ni lo podría amar sin que El me amara
y hoy no puedo morir sin que El muriera.
Y el Verbo se hizo carne...Misteriosa
razón que tuvo Dios de enamorarme:
que la oruga se hiciera mariposa,
Dios que bajó para divinizarme.
Y murió en una Cruz para atraerme,
sufrió por mí para que no sufriera,
resucitó para resucitarme
y al cielo fue para que yo ascendiera.
Y después de este amor ¿no es osadía
-razón de más para seguir amando-
el que yo me pregunte todavía
por qué vivir, mientras estoy cantando?
¿No es gran atrevimiento que interrogue
por qué seguir viviendo cuando el mundo
me invita a que sublime y desahogue
un amor invitado a ser profundo?
Amo a la flor y al agua y amo al viento;
amo la luz del sol, amo la brisa.
Amo tal vez mi propio pensamiento.
Amo tus lágrimas y así tu risa.
Amo al niño que duerme acurrucado
en brazos de su madre, protegido.
Amo el sueño de amor enamorado
del que empieza a vivir, enternecido.
Amo a los ríos que por la llanura
formando van corrientes cristalinas.
Amo la dicha y amo la ventura
y la sombra sutil de las encinas.
....... ....... ...... .....
Por eso vivo. Porque Cristo me ama.
Porque hay amor disperso a borbotones
encerrado en el hielo y en la llama
y en un suspiro y en los corazones.
Vivo porque hay amor. Vivo por eso.
Porque hay parejas que se quieren mucho
y en el fresco chasquido de su beso
hay mucho amor. Por eso vivo y lucho.
Vivo porque mi madre me ama tanto,
que compartió su vida con la mía.
Vivo porque también le encuentro encanto
a la nostálgica melancolía.
Vivo porque los niños nos esperan
sedientos de ternura y de canciones
y no quiero que en ellos se nos mueran
nuestras más sacrosantas ilusiones.
Y cuando ya cansado, Dios me llame
a gozar de un amor eternizado,
entonces, que la tierra me reclame
porque morí de amor ENAMORADO.
Heriberto Bravo Bravo SS.CC (Derechos reservados)
Datos del Poema
  • Código: 38611
  • Fecha: 10 de Julio de 2002
  • Categoría: Sueños
  • Media: 6.7
  • Votos: 10
  • Envios: 1
  • Lecturas: 2,056
Datos del Autor
Autor Destacado Nivel: 7
Nombre: Heriberto Bravo Bravo SS.CC
País: MexicoSexo: Masculino
Fecha de alta: 22 de Agosto de 2002
Ver todas sus poesías
Comentarios
0 comentarios. Página 1 de 0
Tu cuenta
Boletin
Estadísticas
»Total Poesias: 99,627
»Autores Activos: 4,260
»Total Comentarios: 47,522
»Total Votos: 9,266,099
»Total Envios 159,596
»Total Lecturas 142,892,756

© HGM Network S.L. || Términos y Condiciones || Protección de datos | Política de Cookies